nn

Las tierras del Inca y del Sol eran las tierras excedentes del ayllu, respecto de las que eran repartidas a los miembros de la comunidad.

Así también resultó que los “encomenderos” se apropiaron de las tierras del Inca porque por derecho de conquista les pertenecían (por errónea interpretación de las ideas europeas sobre la propiedad).

Las tierras del Sol, eran asignadas en cantidades inferiores a la cantidad señalada para el Inca y se encontraban en las cercanías de los templos y servían para atender las necesidades del clero y de las aellas y servían para la celebración de fiestas religiosas.

La característica del cultivo de las tierras del inca o las del sol era que para ello se trasladaban en determinada época todos los miembros del Ayllu, vestidos con sus mejores ropas y entonando canciones. Así también, asistían miembros de otras comunidades que se encargaban de regarlas y guardarlas.

E. CARACTERÍSTICAS DEL DERECHO RURAL INCA.

Según Gracilazo de la Vega, el cultivo de las tierras en el Imperio Inca se hizo según un orden predeterminado, que era el siguiente:

a)          Las tierras del culto.

b)         Las tierras del Inca.

c)          Las fierras de la comunidad.

Entre las características de éste cultivo, están las siguientes:

1)       La reglamentación de las épocas de siembra y de cosecha, sujetos al calendario
litúrgico y de cambio de estación.

2)       El   SuOnO  de   ¡3S   uGiTSS   ffiGuiSme   c¡   yUSOO   uc   iS¡3S   C0SÍSr3S,   GXCrBiTicntuS   uG

auquénidos y pescados muertos.

3)       Vinculación de las fiestas con faenas agrícolas.

4)       Obligación general de trabajo: niños, ancianos, mujeres y tributarios comunes que
eran los llactarunas (varones adultos)

5)       La ayuda mutua o “minga”.